AEFA prepara a la empresa familiar ante el aumento de la presión fiscal prevista para 2021

La jornada de trabajo convocó a representantes de empresas familiares para escuchar de los profesionales de PwC Tax & Legal Services, quienes ofrecieron medidas ante la crisis de la COVID-19 en materia laboral, financiera, fiscal y jurídica

La Asociación de la Empresa Familiar de la provincia de Alicante (AEFA) alertó a sus asociados ante el incremento de la presión fiscal que el Gobierno de España prepara para 2021 a través de los próximos presupuestos generales del Estado y recomendó tomar medidas necesarias para minimizar su impacto antes de que estén vigentes. La sesión de trabajo y formación celebrada hoy bajo el título ‘Qué debe tener en cuenta la Empresa Familiar para hacer frente a la crisis económica provocada por la COVID-19’, contó con la participación de expertos de PwC Tax & Legal Services, el despacho de abogados y asesores fiscales de PwC. Durante la sesión, se ofreció a los asistentes elementos claves con que gobernar sus empresas en este momento de crisis en áreas como el financiero, laboral, jurídico, además del fiscal. 

La presidenta de AEFA, Maite Antón, señaló que “la empresa familiar tiene un objetivo muy claro, además de su actividad, que es sobrevivir. Una tarea que necesita de conocimiento suficiente para hacer frente a una realidad cambiante en una crisis inédita nunca vista y de fuerte impacto”. Para Antón, “estamos en una crisis sobre crisis, que necesita remedios generales para todo el tejido empresarial, pero también medidas concretas para cada sector y cada territorio”. 

Al respecto, Inmaculada Pascual, directora de la oficina en Alicante de PwC Tax & Legal Services, advirtió de la necesidad de “tomar medidas y aplicar recetas” ante el impacto de la crisis del coronavirus. “Estamos ante una crisis que se prevé que hunda el PIB en un 12%, según la previsión del FMI. Para que tengamos perspectiva del daño, en la Guerra Civil el PIB cayó un 9%, y en la crisis financiera de 2008, en un 4%”. 

Esta situación hace necesario tomar medidas para minimizar los impactos y reducir los costes de la crisis. En concreto, en materia fiscal ante el anunciado incremento de la presión tributaria para las empresas anunciado por el Gobierno. “La empresa familiar puede actuar desde hoy para acolchar el impacto de la presión fiscal de 2021, porque subirá el IRPF tanto en las rentas del trabajo y actividades económicas como en las rentas del ahorro y se limitará la bonificación en la exención de dividendos percibidos por sociedades pertenecientes a un holding familiar”, explicó la máxima responsable de PwC Tax & Legal Services en Alicante. 

El temor de la empresa familiar se fundamenta en el impacto de la presión fiscal sobre las empresas que ya han sufrido los efectos de la crisis de la COVID-19. La previsión de incremento del IRPF afectará en dos puntos a las rentas del trabajo de más de 130.000 euros, y de cuatro puntos de incremento para las superiores a los 300.000 euros. “En este caso, estaríamos entre las comunidades autónomas con mayor presión fiscal de toda España para las rentas altas, que en su tipo máximo llegaría al 52%, en su tramo estatal y autonómico”, comentó Inmaculada Pascual. 

En cuanto a la tributación de las rentas de ahorro pasará del 23% actual hasta el 27% en 2021 para rentas superiores a 140.000 euros, si se confirman las medidas incluidas en el Acuerdo de Gobierno de coalición. También afectará a las exenciones de dividendos en los casos de ser percibidos por una sociedad filial, perteneciente al holding familiar, que pasaría de ser en la actualidad del 100% al 95% en el próximo ejercicio. Pascual explicó que “el conocimiento de esta realidad con antelación permite a las empresas tomar decisiones en este 2020, por ejemplo, en el anticipo de dividendos o en la revisión de la política retributiva de sus directivos”.

 

ERTEs y pre-concursos

La jornada de trabajo también abordó cuestiones en materia laboral vinculadas a la gestión de los Ertes en los próximos meses y la posible regulación del teletrabajo, a cargo Concepción Espinás, directora responsable del área laboral de PwC Tax & Legal Services en Levante. Por su parte, José Abad, responsable del área legal de PwC Tax & Legal Services en Alicante, aportó posibles soluciones para evitar el concurso de acreedores y algunas cuestiones vinculadas a la gestión de los pre-concursos. 

Previamente, David Marco, socio de responsable PwC Tax & Legal Services en Levante realizó un análisis de la situación macro con el objetivo de prever la situación a la que se deberán enfrentar las empresas, tanto en el comportamiento de los mercados internos como en los externos, donde las empresas familiares de la provincia de Alicante tienen sus principales mercados de exportación. Asimismo, David comentó la oportunidad de aprovechar los Fondos Europeos para la Reconstrucción recién sacados del horno, y que implicará una inyección importante de liquidez para España que deberá materializarse en parte en proyecto concretos.

Alicante, 21 de julio de 2020

Asociación de la Empresa Familiar de Alicante

Dirección: Calle Pintor Aparicio, 18, B, 1ºA ext. Ofic.2
03003 Alicante
España

Teléfono: 96 513 14 90

E-mail: aefa@aefalicante.org

http://www.aefalicante.org